30 aniversario y reconocimiento a los impulsores

El Centro de Alto Rendimiento cumple este año 2017 sus 30 años de historia, y lo ha celebrado este mediodía en un acto emotivo y solemne. La ceremonia se ha enmarcado dentro de las celebraciones del 25 aniversario de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Barcelona’92, dado que el nacimiento del CAR está vinculado a su designación.

Al acto han asistido más de 600 personas vinculadas al mundo del deporte y al CAR, con presencia de numerosas autoridades, encabezadas por el Rey Felipe VI.

La ceremonia ha repasado los Juegos de Barcelona y lo que supusieron para la ciudad y para el país, entrelazado con el papel del CAR en el deporte catalán, español y como referente internacional, así como la vinculación del Centro con el movimiento olímpico a lo largo de los 30 años de historia.

El movimiento olímpico y paralímpico han estado representados, además de los deportistas y entrenadores asistentes, por la presencia del presidente del Comité Paralímpico Internacional, Philip Craven, y el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach. Este último ha querido hacer referencia al “Amigos para siempre” que marcó los Juegos de Barcelona.

El Presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont ha asegurado que los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 ​​fueron “de todos y para todos” y simbolizaron un “reflejo exacto de la forma de ser y actuar de Cataluña y de su gente, acogedora , emprendedora e ilusionada “.

El Presidente aseguró que con el acto de este mediodía “renovamos el compromiso del país con el olimpismo”. Un compromiso, dijo, que expresa “en nombre de toda la familia del deporte catalán, con la mirada puesta en acoger en el futuro una nueva cita olímpica”. También ha querido subrayar que el CAR de Sant Cugat es una instalación de referencia mundial que “simboliza perfectamente el compromiso que aglutina instituciones públicas y sociedad civil deportiva para construir una sociedad mejor, más justa, más formada y más libre a través del deporte “.

Durante el acto se ha hecho un homenaje a los impulsores de los Juegos del 92 y del CAR de Sant Cugat: Josep Lluís Vilaseca, secretari general de l’Esport entre los años 1980 y 1997 y alma del proyecto; Joan Antoni Prat, primer director del CAR; Javier Gómez Navarro, Secretario de Estado para el Deporte en el año 1987, y Pere Miró, director general adjunto del COI. También se ha entregado un recuerdo de la celebración de hoy al presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, y los alcaldes de la sede y las subsedes olímpicas de los Juegos.

El CAR pasará a partir de ahora a tener como nombre honorífico Centro de Alto Rendimiento Josep Lluís Vilaseca.

La ceremonia ha contado también con la presencia de los consellers de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia, Raül Romeva; y de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull; la alcaldesa de Sant Cugat, Mercè Conesa; el secretari general de l’Esport, Gerard Figueras; el presidente del Consejo Superior de Deportes, José Ramón Lete, la Vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, y el director del CAR de Sant Cugat, Ramon Terrassa, entre otras autoridades.

El Rey Felipe VI, que ha cerrado el acto, ha hecho hincapié durante su intervención, en el trabajo conjunto que se hizo desde muchas instituciones, para hacer posible el sueño de Barcelona’92. Uno de los objetivos de aquellos Juegos fue “trascender los logros individuales y elevar el nivel deportivo del país”. Y en este objetivo, el papel del CAR de Sant Cugat fue capital “para formar una nueva generación de deportistas, colocando al deportista en el centro”.

Josep LLuís Vilaseca en el momento de recibir el reconocimiento de manos de Felipe VI, el President de la Generalitat y el Presidente del COI